lunes, 1 de mayo de 2017

FRENTE A LOS CAMBIOS DE NUESTRA PAREJA, ¿ES LÍCITO REPLANTEARNOS LA CONTINUIDAD DE LA RELACIÓN?

Al hilo de la conversación con uno de nuestros dialogantes, hilvano algunas ideas que nos permitirán meditar las decisiones a tomar y tareas que habremos de hacer, partiendo del criterio de que... los cambios son signo de vida porque en la naturaleza solamente los cadáveres se descomponen porque han perdido la potencialidad de movimiento que sustenta el crecimiento; pero bien es cierto, también, que los cambios implican -siempre- algún grado de dolor y  pueden llegar ser letales, en cuyo caso sólo la "acción quirúrgica" puede devolver-nos la salud.              

-       Lo primero que hemos de tener en cuenta es que “lo que vivimos o hacemos “ a nivel de ribosomas, establece núcleos corpusculares de memoria de los aprendizajes que las vivencias y comportamientos han condicionado. Toda vivencia se transforma en aprendizajes

-       Estos aprendizajes neuroquímicos, multiplicados por las conexiones dendritales en conexión con otras experiencias y aprendizajes correspondientes o similares, con los que pueden establecer relación de similitud… se repetirán en nosotros, sí o sí, salvo que estemos en estado de alerta para modificarlos, para cambiarlos por otros contrapuestos o para canalizarlos hacia experiencias creativas, que nos sirvan de compensación ante las pérdidas que los cambios nos imponen. Los cambios  –siempre nos imponen emoción y conciencia de pérdidas- que nuestro cerebro se niega a aceptar. Esta negación del cambio es lo que denominamos “espacios de confort o bienestar. Es lo que expresa la sabiduría popular cuando dice “preferible lo malo conocido a lo bueno por conocer.

-       Los cambios que intencionalmente nos imponemos, generan en nosotros conciencia emocional de frustración  que transformamos en comportamientos agresivos dirigidos hacia los demás, hacia nosotros mismos o en ambas direcciones (con frecuencia a causa de los sentimientos o complejos de culpabilidad que podamos experimentar). Frustración y agresividad son concomitantes, siempre, con mayor o menor intensidad pero la dupla es inevitable sin importar si los controlamos o no. Pero no es cierto que la represión=autoimposición de cambios sea, por sí misma, negativa.

-       Cuando los comportamientos o vivencias son caracterológicos, orgánicos o metabólicos, los aprendizajes tienden a fijarse como indelebles y a establecerse en nosotros como mecanismos obsesivos y/o adictivos. Las obsesiones son siempre adictivas, sin importar si nos causan bienestar o perjuicios porque tienen su raíz en el instinto de supervivencia del que pocas veces tomamos conciencia.

-       Cuando el proceso de aprendizaje hunde sus raíces en los modelos que tuvimos (o nos impusieron) en la infancia y/o adolescencia, difícilmente nos percatamos de la dependencia en que estamos y, consiguientemente, no valoramos la moralidad de los mismos con objetividad. En consecuencia no solemos tener conciencia de lo negativo de ellos ni del dolor que causamos en los que nos rodean. En estos casos nuestra conciencia queda adormecida por la-s costumbre-s.

-       Los cambios comportamentales, opuestos a los aprendidos inicialmente, no se consolidarán antes de 6 meses de ejercitación y si en este período se presentan recidivas, cuando se dan, el tiempo de remisión del aprendizaje antiguo y consolidación del nuevo se ha de contabilizar otra vez, como nuevo período de 6 meses,  hasta lograr romper toda recidiva.  (un ejemplo del organismo, al respecto, es la menopausia; no se fija sino luego de 12 meses contados a partir del último sangrado sin importar si es mucho o poco o si ha habido saltos de meses de no presencia de sangrado)

-       Luego de la remisión trabajada, habrán de ser objeto de vigilancia, análisis y evaluación con una periodicidad no mayor de un año; de otro modo se reactivarán espontáneamente o motivados por acontecimientos o personas nuevas, pues ningún aprendizaje se extingue completamente.

 
A la luz de estos 7 criterios hemos de analizar los comportamientos propios y los de los demás, sin importar que nos parezcan episódicos o circunstanciales, buenos o malos, leves o graves. Estos criterios de valoración moral, son irrelevantes pues todos son acumulativos.  Habremos de descubrir los mecanismos de aprendizaje que encubren y así juzgar su valor, para nosotros, nuestros proyectos de vida y para el valor que pueden tener para los demás.
 
Teniendo en cuenta la rectitud de conciencia, sin la que estos 7 criterios neuro-psíquicos valen nada, podremos afrontar la duda respecto de continuidad o no continuidad de la vida en pareja. 
Si continuidad... se nos impondrán (a ambos) cambios sostenidos en nuestros criterios, en nuestras emociones y en nuestras conductas para ser eficientes colaboradores del crecimiento de nuestra pareja, en las tres dimensiones que como personas nos constituyen: "corporal, sico-social y espiritual". 
 
La seguridad del éxito dependerá de la perseverancia (de ambos) en la vigilancia y estimulación de los valores que cada uno tiene y con los que nos enriqueceremos mutuamente y, nunca la seguridad dependerá de la superioridad de una persona sobre la otra o de la corrección de quien se crea superior. Si obramos así, fracasaremos o usaremos el mecanismo de la corrección para mentir y mentirnos. 
 
Si ruptura... se impondrán los mecanismos del duelo saludable. 


 

 

 

 
 









sábado, 1 de abril de 2017

LA COHERENCIA DE VIDA, ES SIEMPRE POSIBLE, PERO A COSTO ALTO

En el diálogo corriente, en los análisis de opinión, en las investigaciones académicas o científicas, en la valoración de las personas que nos rodean, etc.  es muy frecuente usar la expresión... "coherencia de vida".  ¿Y qué deseamos decir con esa expresión? ¿Qué valor damos a LA COHERENCIA?

Decimos que algo o alguien es coherente, cuando observamos  "adecuación entre la teoría y la práctica o en el decir y obrar de las personas, de manera estable o permanentemente". Lo  incoherente, es decir hoy lo contrario de lo dicho ayer o dar por falso hoy lo que se afirmó como verdad ayer.

En estos términos... ¿es posible la coherencia de vida? ¿puede alguien ser coherente en su vida?
La respuesta fácil es:  "sí, es posible pero es muy difícil" y, al afirmarlo, nos sonreímos con escepticismo 
En el quehacer ordinario se confirma que ni en la vida personal se observa la coherencia... ni siquiera en los llamados "santos, héroes o personas insignes" porque en sus vidas encontramos "arrugas, defectos, errores o pecados"... ni en las instituciones sociales, políticas o de gobierno se observa tal proceder porque están plagadas de corrupción. 
Es más, ante las flagrantes incoherencias escuchamos expresiones como "somos humanos, no somos perfectos, somos una comunidad de pecadores que aspiran a ser santos o, es preferible una democracia imperfecta a una dictadura perfecta, etc. etc."
En buena cuenta se "justifica, es decir, se miente elegante y moralmente"¿ porque aceptamos la incoherencia personal y social como constitutiva de las personas humanas y de los seres humanos?. Pero, al mismo tiempo, se penalizan las conductas con la "tolerancia cero, calidad máxima de producto, la inhabilitación social y/o  política, permanentes", etc.
¿Qué nos pasa? ¿Puede haber lenguaje más esquizofrénico para aceptar las incoherencias como constitutivas del quehacer de las personas y, al mismo tiempo, castigar con el máximo rigor legal posible las mismas incoherencias justificadas?  ¿No será que no es propio de las personas humanas, aunque sí de los seres humanos, el actuar incoherente?

¿Qué dificultades existen en nosotros que, deseamos ser coherentes en la vida personal, en la relación de pareja y familiar, en la participación laboral, en el quehacer social y político y en la vida espiritual, al mismo tiempo que nos sonreímos sarcásticamente y terminamos aceptando que la coherencia de vida es una utopía... como si la utopía no fuera "la perfección de lo posible"? 
Creo que hay 4 dificultades que expresamos y justificamos así :
- Todos mienten;     - Quien es coherente es predecible y, consiguientemente, víctima social;   - Tenemos que ser cautos, pertinentes y prudentes para no ofender a los demás;    - Todo lo que es vida cambia, por lo que no podemos dejar de cambiar.

"Todos mienten".  En efecto así es, como el todos roban y matan y así reproducimos fielmente el comportamiento de las demás especies animales; todas las especies vivientes mienten, roban y matan para subsistir 
¿Y qué pasa con este criterio cierto?... Que no nos podemos fiar de los escritos (conducta que nos diferencia de las otras especies animales) que lo digan si no los alegatos abogadiles ni, mucho menos, de las palabras que por exageración o por defecto no trasmiten la verdad. Y entonces... "donde fueres haz como vieres", es decir, la justificación y la mentira pueden resultar ser buenos recursos para la supervivencia humana mientras que la coherencia, no siempre, porque...
Quien es coherente es predecible y, consiguientemente, víctima social. Es verdad, si nuestro proceder es coherente no exigiremos a los demás lo que nosotros no podemos hacer o decir con veracidad plena y, entonces, es casi inevitable que la mayoría de quienes nos rodean abusen de nosotros; los jerarcas porque tienen poder para hacer de nosotros sus servidores a causa de nuestra coherencia entre el pensar, decir y obrar y,  los pares e inferiores porque encontrarán en nosotros la oportunidad de desquitarse de los jerarcas, pues al fin y a la postre nos verán como jerarcas débiles. Ante esta trampa con apariencia de no ofrecernos escapatoria, entonces...
Tenemos que ser cautos, pertinentes y prudentes para no ofender a los demás, porque de no lograrlo seguiremos siendo víctimas sociales de los demás, justificadamente y, de nosotros mismos a través de los mecanismos de culpabilidad.  No tenemos, en apariencia, escapatoria y tendremos que acomodarnos a la moral de la mayoría, que será la forma de tolerancia eficiente para poder vivir con los diferentes a nosotros sin mayores contratiempos.  Todo esto es así porque lo importante de nuestro proceder debe mirar a "vivir con la mayor dignidad posible y, consiguientemente, evitando todo conflicto".  Consiguientemente cierto nivel de incoherencia es necesario para vivir y sobre-vivir a los cambios, porque... 
Todo lo que es vida cambia, por lo que no podemos dejar de cambiar. Consiguientemente pensar en la coherencia como la forma estable entre el decir, hacer y ser de las personas salvando las dificultades que impone la vida, de cambios, exige de nosotros el cultivo de 2 virtudes que, sumadas se expresarán como la VIRTUD DEL HONOR:
1- coherencia para asumir todos los cambios que la vida nos impone (en lo individual, en la relación interpersonal y de pareja, en lo social y político y en los espiritual y místico) desde la dinámica de la HONESTIDAD (entendida ésta como "el logro de objetivos saludables y eficientes que por igual nos beneficien a nosotros como a los que nos rodean o forman parte de nuestro existir"). La honestidad está en contraposición abierta con "la conveniencia subjetiva y exclusiva, con la acomodación a las "medias-verdades" que resultan ser siempre mentiras completas y con el cultivo celoso  de los espacios de comodidad y seguridad personal.
2- coherencia para asumir todos los cambios que la vida nos impone (en lo individual, en la relación interpersonal y de pareja, en lo social y político y en los espiritual y místico) desde la dinámica de la VERACIDAD que está en contraposición abierta con "la justificación y la mentira (entendidas éstas como sinónimas además de enraizadas y alimentadas por "el miedo y la pereza") Mentimos y nos justificamos, primero por temor a perder algo (honra, bines, poder etc.)... y luego de experimentar algún "grado de no pérdida", nos da pereza cambiar aun cuando nos percatemos con claridad de no poder sustentar nuestra vida con honestidad y nos negamos, por lo mismo, el ser exitosos saludable y eficientemente como personas entre personas y así preferimos ser exitosos como seres humanos.

De todo lo expuesto, creo que sólo es posible ser coherentes practicando persistentemente (a nivel de pensamiento abstracto, de juicios emocionales y de evaluación de nuestras acciones) la VIRTUD DEL HONOR, que exige, a su vez la vivencias de las 2 virtudes en que se sustenta, en las estructuras comunitarias (políticas, societarias y familiares). Desde la individualidad y subjetividad no creo posible ni la coherencia de vida, ni la virtud del honor; ambas dimensiones de virtud son constitutivamente sociales, comunitarias.
Pretender vivir estas virtudes desde la individualidad y soledad sólo nos acarreará fatiga y depresión y, entonces, la memoria citológica (neurología del aprendizaje) nos retrotraerá hacia el pasado porque la memoria nos engaña siempre y porque al ser un factor cognitivo-emocional, sólo nos conectará con las vivencias gratificantes y hedónicas del pasado y, de esta manera, se potenciará todo tipo de adicciones emocionales entre las que predomina le "gregarismo" = "haz lo que vieres"; "ve, donde va toda la gente".

Esto es así porque ante la frustración provocada por la fatiga de la perseverancia, (hoy conocida como  burn-out) nuestro cerebro-intelectivo buscará alguna compensación y si ésta no es externa y social, porque no existe, nos ofrecerá la compensación interna que encontraremos en "nuestro pasado" (mentira, justificación, el menor esfuerzo posible, los espacios de comodidad)

Como síntesis de lo que pienso y les comparto sobre la coherencia de vida, concluyo:

La coherencia de vida exige cambios porque está al servicio de la vida -que es cambio- y el no-cambio es muerte.
Ahora bien, para que la coherencia de vida sea saludable de manera estable, asumiendo los cambios, se precisa que sea experimentada y/o experienciada colectivamente, comunitariamente, ecuménicamente.  De otro modo se albergarán en nuestras vidas la arbitrariedad, el capricho del poder, la justificación y la mentira. Nada más opuesto al honor, la honestidad y a la verdad.

NO HAGAMOS POR SEPARADO LO QUE PODAMOS HACER JUNTOS. 
"UT UNUM SINT" en sentencia evangélica.
  
 

 

miércoles, 1 de marzo de 2017

QUÉ HACER CON LA DEPRESIÓN MELANCÓLICA RECURRENTE (u obsesiva)

Este post tiene por motivación la pregunta de una persona dialogante-anónima y la respuesta consiguiente y está en estrecha relación con el post  anterior "LA ANSIEDAD TIENE DOS CARAS"  Creo que esta ampliación y puntualización puede ser útil para todos

La depresión melancólica tiene dos raíces posibles: el carácter y/o la inteligencia emocional
Si el origen es el carácter, estaremos frente a una de las modalidades depresivo-endógenas. Y si el origen es la inteligencia emocional, estaremos ante expresiones de inseguridad que, a su vez hunden sus raíces en el predominio de los "modelos de apego: inestable e inseguro" vivenciado en los 9 primeros años de edad.
En ninguno de los dos casos se trata de la mal llamada "falta de auto-estima"; esta seudo-expresión de personalidad no es otra cosa que la carencia de éxito social y es una de las sintomatologías de la depresión que en determinados casos actúa como causa y en otros como consecuencia de la depresión misma.

En el caso concreto que nos ocupa, la melancolía recurrente (obsesiva) está anclada en la inteligencia emocional (y "modelos de apego: inestable e inseguro" correspondientes), que la han impulsado toda la vida a desarrollar comportamientos de ayuda, servicio y sacrificio por las personas que la han rodeado (en los ámbitos familiar, social, amical y laborar) Es lo que solemos identificar como "excelente persona".  Pero en este momento ha llegado al grado de saturación con la historia de vida que ha protagonizado... pero, al mismo tiempo, tiene temor de sí misma y de sus comportamientos sociales. Teme equivocarse y hacer daño.

Qué paradoja... La bondad, la generosidad, el altruismo (comportamientos todos generadores de endorfinas- antidepresógenas y equilibradoras de la serotonina) pueden desencadenar, por saturación, una de las formas depresivas más destructivas del equilibrio de la personalidad. 
La causa de este fenómeno (que hoy recibe pomposamente el nombre de "burn-aut" o "quemados por la vida") reside en la sublimación de los modelos infantiles de apego antedichos, que las personas han desarrollado o sufrido y con los que se han sentido complacidos por muchos años pero, en un momento determinado, quieren decir... "basta, yo también existo".

Los ámbitos del quehacer de la persona dialogante son:  un marido con dependencia emocional patológica y manipulador-sofisticado; una hija compulsivamente demandante y absorbente y, un jefe laboral y socialmente autoritario y seductor.
En buena cuenta, todos los ámbitos del quehacer adulto le están bloqueados porque en todos, inconscientemente, ha tratado de revertir (mediante la bondad, el servicio y correcto desempeño de metas por objetivos) la inestabilidad  y la inseguridad emocionales que le fueran impuestas durante la infancia y para cuya liberación nunca recibió ayuda.  Era difícil para los que la han rodeado pensar que pudiera estar necesitando ayuda quien siempre dio ayuda con alegría; he aquí la paradoja.

Llegado este momento de análisis y para mejor entender lo que respondo a la dialogante que motiva este escrito  les remito, estimados dialogantes, al post mencionado en el primer párrafo. De esta manera podremos seguir enriqueciendo nuestro pensamiento a la par que respetaremos la identidad de la persona que motiva nuestro intercambio de ideas.

Al preguntar si su comportamiento es el correcto o no y qué "debe hacer",  describe con detalle los eventos últimos vividos en los tres ámbitos de su quehacer, mencionados, y a ello respondo así...

Has obrado con gran acierto con las 3 personas y momentos:
1- Has ubicado las causas de tu malestar (casi siempre hay más de una y por eso sentimos estar saturados), de tu tristeza y miedos a la soledad.
2- Las has enfrentado una a una (aunque creo que aún te falta con tu hija, con quien tienes el tema pendiente para cuando esté recuperada de sus dolencias que, por ahora bastante tiene la pobre, con ellas, pero me parece que está proyectado hacia ti sentimientos negativos que tiene hacia su esposo; ten cuidado con esto y si lo confirmas... en algún momentos habrás de confrontarla; no tengas miedo porque el mayor error que cometerías, tanto por ella como por ti, sería no hacerlo y por lo referente a que tu pudieras excederte... la historia de tu vida no te lo permitirá).
3- Has tomado la decisión saludable de poner distancia definitiva de ellas.

Pero, ojo, nuestra memoria tiende a traicionarnos siempre, por muy seguros que creamos estar de nuestros recuerdos pero mucho más cuando experimentamos soledad y solemos RETROCEDER; ten cuidado. 

¿Y cómo se tiene cuidado?... Proponiéndonos un objetivo (a largo o corto plazo) donde tengamos que poner CREATIVIDAD; porque la creatividad siempre nos produce "endorfinas y dopamina = gozo seguro".
(No dejes de hacer ejercicio físico; el mejor para ti es la danza, pero no hagas de ello una obsesión)

Teóricamente la mejor creatividad es la que beneficia a otros pero a veces no es así, porque sentimos que esos "otros" vuelven a abusar de nosotros como lo hacían los anteriores y probablemente es así porque les enviamos "señales inconsciente" de que pueden hacerlo. Estamos tan habituados a nuestras formas de actuar que no somos plenamente conscientes de lo que hacemos.   Es como el olor de nuestras glándulas apocrinas; no nos damos cuenta de nuestro mal olor, pero los demás sí.

Me parece que este es el riesgo más probable que tu corres, dada tu historia, así que invéntate algo que te produzca beneficio a ti y empezarás a sentirte libre y a disfrutar de tu soledad.  Tiempo de soledad creativa. 
 

lunes, 20 de febrero de 2017

TIEMPOS DE CERTEZAS, CREENCIAS Y FE

TIEMPOS DE CERTEZAS: Las certezas exigen seguridad lógica en el uso de la inteligencia Racional-Deductiva, cuyo fundamento son las experiencias sensoriales, de las que extraemos conocimiento e información para asegurarnos... "poder".
En las certezas, el "poder" es su Fortaleza; la "información" es su Oportunidad; el "conocimiento" es su Debilidad y, los "sentidos" son su Amenaza.
Lo que nos asegura tener y consolidar el poder es la información: sin ella sólo experimentaremos debilidad social o amenazas personales por igual fundadas como paranoides.  Ahora bien...
Si es en el orden del gobierno... la información e informantes nos asegurarán el poder o lo debilitarán.
Si es en la relación interpersonal, el conocimiento de la-s de la otra-s persona-s no nos otorga seguridad o certeza de dominio ni de fidelidad, porque nada es estable en las personas.
Si es en orden espiritual, los "sedicentes" testigos y experimentados en la vida espiritual no pueden aportar datos contrastables y mucho menos corroborables y por lo mismo, la certeza y la seguridad de los sentidos en el orden espiritual y místico no existen.

En síntesis, la certeza que nos aportan los sentidos es efímera, es decir, cambiante y lo que hoy es, mañana no existirá, porque habrá cambiado.

TIEMPOS DE CREENCIAS: Cuando decimos "creo que"... expresamos, con diversos contenidos, alguna vivencia desde las inteligencias: " Emocional-Intuitiva  y  Racional-Volitiva"; esto es, intuimos que algo es cierto y deseamos que lo sea.
Es el resultado de aprendizajes culturales y vivenciales, en base a los cuales nos auto-afirmamos e intentamos darnos seguridad hacia el futuro; es lo que llamamos "auto-estima".
La "autoestima" (= autoafirmación + seguridades) es su Fortaleza; las manifestaciones de las "re-vivencias o evocaciones emocionales" son su Oportunidad de erudición: la "re-edición cultural" es su Debilidad porque se esclerotiza y, el reforzamiento de los aprendizajes del pasado son su Amenaza porque se repiten ecoicamente e impiden el crecimiento.
Las creencias intelectivo-culturales son consecuencia de la inercia de nuestra historia que no nos detenemos a analizar y mucho menos a contrastar con las experiencias ajenas y peor aún si éstas son experiencias lejanas geográfica o culturalmente hablando.  La inteligencia emocional nos impulsa a reafirmar nuestras creencias porque, si hiciéramos el esfuerzo lógico de contrastar, críticamente nuestras vivencias con las ajenas, sentiríamos debilidad en lugar de fortaleza.
En la repetición de las creencias se refuerzan las tradiciones y las culturas, con las que nos sentimos seguros de tal manera que ante cualquier nuevo enfoque o visión de las tradiciones culturales, sentimos que nos debilitamos.
Las creencias son los modos intelectivo-emocionales que nos hacen sentir que lo local es lo más hermoso, lo mejor del mundo y se convierten por igual en "fortalezas y amenazas"; del resultado de esta antítesis se derivan todos los fundamentalismos.
Psicológicamente, las creencias (a-críticas) están en la base de todas las adicciones (estupefacientes, farmacológicas, sexuales, laborales etc.) y de las relaciones sadomasoquistas cuyas manifestaciones más detestables son la esclavización sexual y las violencias de género. Ambas son expresión de lo que anteriormente denominé "contradicción entre las fortalezas y amenazas de las creencias"
Socio-políticamente dan origen a las opciones populistas y a las reacciones sociales frente a ellas.  En efecto, se oferta, políticamente, y se vota, mayoritariamente por emociones, por inercia y por pereza intelectual.
Religiosamente las creencias originan y sustentan las tradiciones conductuales en contradicción con las doctrinas que supuestamente las sustentan porque no se quiere resolver la "fortaleza vs. amenaza" y la "oportunidad vs. debilidad" que todas las creencias conllevan.
Espiritual y místicamente hablando, las creencias, cuando carecen de sustento y contenido (relación personal con el Absoluto) dan origen a conductas fundamentalistas en la expresión social y a múltiples formas de psicopatía (hasta la psicoticidad aguda) en las conductas individuales.  Ambas formas de manifestación psicopatológica son confirmadas (triste y lamentablemente) por páginas nefastas de la historia remota y reciente, en todas las confesiones religiosas. 

TIEMPOS DE FE: La FE es la adhesión a ALGUIEN (Absoluto o relativo, pero siempre personal) fundamentada en la "lógica de la inteligencia intuitivo-deductiva" que desarrolla, operativamente, comportamientos y conductas "volitivo-intencionales", estables en el crecimiento, para lograr la comunión con ese Alguien. La resultante es el juicio creciente de "Sé, de quien me he fiado".  No existe Fe en las cosas o en los acontecimientos o en las creencias o en las certezas; la fe sólo se expresa hacia las personas.
Ese "alguien" buscado volitiva-intencionalmente u otorgado es la Fortaleza de la Fe; el "valor otorgado" volitiva e intencionalmente, a ese Alguien es la Oportunidad de la Fe para imprimir dinámicas de aprendizaje de vida, en orden a lograr la comunión en ese Alguien, quien se constituye en su Debilidad y, el actuar desde la "intuición a-lógica" es su Amenaza.


La adhesión a Alguien, implica relación unitiva entre personas por el valor que, al menos una de ellas, cree descubrir en la-s otra-s.
Suele fundamentarse en la adhesión intelectual con un concepto o doctrina que funciona como un "algo mediador" para el desarrollo de la inteligencia intuitivo-deductiva del valor de Alguien. Ambas adhesiones (personal y conceptual) generan AMOR con 3 características: percepción intuitiva, expresión volitiva y consciencia a-lógica.

Histórico-socialmente es la causa de la adhesión (= amor) a las personas que han satisfecho nuestras necesidades básicas y, al lugar que nos cobijó por inhóspito o depauperado que sea (lugar de nacimiento, nación, patria)
Psicológicamente es la causa de la adhesión (= amor) a las personas desconocidas (enamoramientos) y a personas con relación circunstancial (compañeros de algo).
Religiosamente es la causa de las devociones más extrañas y de los comportamientos aflictivos más absurdos, por masoquistas, hacia entidades que personificamos antojadizamente.
Místicamente, la Fe es la fuente de vida de servicio hacia los más débiles; de conductas incondicionales de seguimiento a personas por los ideales que encarnan como valor para nosotros; de supeditación y veneración a personas (líderes, parejas, hijos) , y de comportamientos martiriales protagonizados como testimonio perenne de amor a Alguien a quien se otorga valor de Absoluto.

En la cultura occidental en que nos movemos, hace poco tiempo que hemos celebrado las festividades de la Pascua de Navidad y nos preparamos para la celebración de la Cuaresma y Triduo-PascualEstos tiempos están preñados de conflictos y contradicciones entre certezas que apetecemos, creencias que heredamos y expresiones de fe que desarrollamos.  Y esta es la razón motivadora  del presente post que les ofrezco, con ánimo de dialogante aportación.

La palabra PASCUA, tiene como referente el concepto teológico de "el PASO SALVADOR" del Ser Absoluto, evocadora de la restauración de la dignidad del pueblo judío, sojuzgado por Egipto y, de distintos modos, fue adoptado por las otras dos religiones con PERSONIFICACIÓN DIVINA: la cristiana y la islámica.

Ahora bien, de entre estas 3 religiones, las Pascuas de Navidad y de Resurrección, tienen un sólo referente socio-históricamente hablando: la Persona de Jesucristo en su nacimiento y  en su resurrección.  Pero, a excepción de la historicidad de su existencia en el tiempo, carece de toda otra certeza: no hay certeza histórica de cuándo nació y cuándo murió y tampoco de las demás circunstancias y doctrinas atribuidas a su existencia.
Las llamadas "verdades evangélicas" son verdades teológicas pero no verdades históricamente comprobables.
Lo que sí tiene valor de "certeza" es que su Persona y la doctrina a Él atribuida son la base de los "valores humanistas" de nuestra historia y que ha partido el tiempo de la humanidad en 2: antes y después de Él.

La Pascua de Navidad y la Pascua de Resurrección -desde la CREENCIA- albergan los comportamientos derivados de la inteligencia emocional (litúrgicos y sociales) de las sociedades, por igual opulentas que menesterosas, en flagrante incoherencia con las verdades teologales del nuevo testamento de Jesucristo.
Pero es obligado  reconocer que, socio-religiosamente, resulta rescatable el valor de estas creencias, por la valoración de las relaciones emocionales de la "familia, de los grupos organizados y de los núcleos amicales" que generan.

La Pascua de Navidad y de la Resurrección "-desde la FE-" vale decir, desde la adhesión a la persona y doctrina de Jesucristo es la única expresión de la inteligencia intuitivo-racional-volitiva, que da orden, dirección y sentido a las creencias de estas pascuas. 

Por eso, a todos los que viven las Pascuas de la Natividad y Resurrección de Jesucristo, desde las dimensiones rescatables de la "certeza, de la creencia y de la FE" les deseo FELICES PASCUAS.



viernes, 10 de febrero de 2017

"SIENTO ODIO"...DRAMA AUTO-DESTRUCTOR DE QUIEN LO EXPERIMENTA.

Con la expresión "siento odio", una de las personas más asiduamente dialogante, me pidió escribiera sobre este "drama autodestructivo" de quien experimenta este "conjunto de emociones". Con preocupación y tristeza acometo este análisis: preocupación porque en espacio corto hay que abordar un tema muy complejo y, tristeza porque este MECANISMO OBSESIVO, aprendido emocionalmente,  produce mucho dolor en quien lo experimenta y es muy difícil liberarse de él.

- Siete criterios básicos de análisis para ubicar y explicarnos la experiencia emocional  de odio:

1. Todas las pasiones producen en nosotros, mecanismos emocionales y, alguna que otra vez, mecanismos racionales positivos o negativos que se transforman neuroquímicamente en "aprendizajes órgano-psíquicos mnemotécticos" y, por tener como base la memoria, nuestro sistema neuro-muscular los almacena en varias partes de nuestro cuerpo.  Por esta complejidad, estos aprendizajes (pasionales) nos predisponen a repetirlos, unas veces inconscientemente y otras conscientemente, sin importar si nos perjudican o nos benefician.
2. Las pasiones positivas producen creatividad y bienestar para todas las personas próximas o lejanas e incluso desconocidas.  Los escolásticos, para afirmar esto, acuñaron intuitivamente la expresión "bonum per se difusum" (el bien se expande por sí mismo).
    Las pasiones negativas producen destrucción y malestar para algunos y bienestar para algún que otro-s. Los escolásticos para afirmar esto, acuñaron intuitivamente la expresión "mala absoluta, nula" (no existe el mal absoluto).
    Por igual las pasiones negativas como las positivas, obedecen a las leyes de la física cuántica.
3. Las pasiones son, fundamentalmente (hay excepciones que confirman la regla), manifestaciones de aprendizajes emocionales que producen: espontáneamente, vida o muerte; culturalmente, aprendizajes de comportamiento social y, cognitivamente, aprendizajes de triple componente (no existen pasiones aisladas, van siempre en tríos) porque nada es monocausal en la naturaleza.
4. En todas las pasiones negativas, para conocerlas debidamente, habremos de encontrar el conjunto de las siguientes 2 variables con las que se integran y forman unidad-fáctica : a) la base de nuestro carácter en que se enraízan,  b) las manifestaciones emocionales que se desencadenan reiterativamente en nosotros (no las racionales, porque las pasiones negativas no conducen al bien) y c) la historia de nuestra vida que condicionó la aparición de la-s pasión-es negativa-s y que nuestra memoria reaviva intermitentemente.
5. El ODIO es el conjunto emocional producido por la tríada de: La  IRA +  LA IMPOTENCIA REACTIVA (frente a la historia que quisiéramos que no se hubiera dado o que querríamos cambiar) + LA INCONTINENCIA MNÉSICA (por la que queremos y no queremos, al mismo tiempo, recordar la historia vivida y olvidarla, al mismo tiempo)
   El odio sólo se expresa hacia 2 personas, por lo menos; no existe el odio hacia las cosas, hacia los eventos, hacia los acontecimientos.  Cuando decimos, p.e., odio el verano...sólo estamos usando un lenguaje lúdico; no expresamos una pasión.
   La pasión del odio, por tener como componente a la memoria entre sus tres componentes,  (y siempre nos engaña) afecta siempre a nuestro propio yo, a nuestra auto-imagen, a nosotros mismos y  muy pocas veces, a las personas extrañas. 
   En la realidad experimentamos odio contra nosotros mismos porque no somos capaces de revertir o cambiar la historia injusta que hemos sufrido, o porque ni fuimos capaces de frenar la historia cuando los hechos, que creemos recordar, nos hicieron sufrir.
6. El ODIO A LAS PERSONAS tiene como reforzador la incontinencia mnésica por la que, generalmente de forma inconsciente no frenamos la evocación o el recuerdo de la historia pasada, cuando se reitera en nuestra conciencia, sino que la reforzamos para, sin darnos mucha cuenta, menoscabar nuestra propia dignidad en un actuar psicopático-masoquista (generalmente inconsciente, pero no siempre); tiene como manifestación dolorosa  gestos, verbalizaciones y comportamientos reactivos,con terceras personas, que nada o poco tienen que ver con las historia sufrida,  mecanismos de desfogue o proyección de la impotencia reactiva para revertir la historia sufrida, y de esta forma acumular sentimientos de culpabilidad y odio por nosotros mismos al constar que no somos tan diferentes a las personas por las que decimos sentir odio; tiene como contenido del odio, "actualizado" la obsesión por descubrir cualquier atisbo de comportamiento en quienes nos rodean que podamos identificar como expresión de nuevo abuso hacia nosotros y así convertir la obsesión emocional del odio en comportamientos y, posiblemente, actitud paranoide de personalidad.
   Esta confusión en el "sujeto" del odio (nos odiamos a nosotros mediante el recuerdo de otra-s persona-s) nos lleva a la experiencia de la tristeza frente a la vida, casi como nuestro modo natural de ser.
7. La memoria es pues el reforzador espontáneo y engañoso de todas las pasiones y la recreación en la memoria de los abusos sufridos y de la impotencia reactiva frente a ellos, es el reforzador de la ira y del odio.

- Tres criterios para superar el odio:

a) Ejercitar una y otra vez con alguien - con el abusador o con otros abusadores potenciales - las conductas contrarias a los comportamientos sufridos, como forma eficiente para desactivar la obsesión mnemotécnica dolorosa de nuestras vidas.
b) Hallar, racionalmente, lo positivo y/o creativo que la-s persona-s, sujetos de nuestro odio, nos han  aportado voluntaria o involuntariamente, como forma de contrarrestar nuestra inteligencia emocional auto-destructiva porque "no existe lo absolutamente malo".
c) Controlar mediante la represión consciente la evocación y recuerdo de los acontecimientos dolorosos, tantas cuantas veces lleguen a nuestra conciencia, para superar las tendencias -paranoides -obsesivas y -masoquistas, inconscientes, porque con  tales recuerdos sólo nosotros sufrimos sin poder cambiar la historia.

- Tres criterios comportamentales para afrontar los abusos sufridos, cuando son susceptibles de ser remediados:

Tenemos tres alternativas de reacción frente a los abusos, si se pueden remediar, pero las tres con distinto grado de bondad.

1.  quirúrgica: cortar toda relación, real y/o mental con el agresor asumiendo las consecuencia de la ruptura en el ámbito emocional y social.  Es el modo eficiente de "matar en nuestra memoria la historia dolorosa vivida, mediante el uso de creatividad positiva de nuestra inteligencia emocional.
2.  jurídica: calculando la relación costo-beneficio que las acciones legales puedan demandar para alcanzar total o parcial restitución de los perjuicios sufridos y así acabar de forma fáctica y mnésica toda relación con la persona agresora. Es un modo de aplicar "la ley del Talión" para hacer prevalecer la inteligencia social sobre la emocional
3. mística: buscar vencer el mal con el bien a través de la inteligencia racional por sobre la inteligencia emocional y sobre la inteligencia social, aplicando tres procedimientos para alcanzar bondad y misericordia mutuamente entre los sujetos de la agresión y del odio:
- denunciar explícitamente ante el abusador, los malos tratos sufridos y las consecuencias subsiguientes. (en tanto el tiempo y la historia lo permitan)
- exigir cambios retributivos al abusador, por los sufrimientos injustos soportados. (para subsanar las secuelas paranoides en ambos personajes)
- diseñar objetivos a lograr juntos, en beneficio de ambos y de otros. (para superponer aprendizajes de pasiones positivas sobre las pasiones negativas experimentadas)

El ODIO, la IRA que lo engendra y la ENVIDIA que se desencadena, son pasiones que causan más daño a quienes las padecen que a quienes las provocan, paradójicamente.   
 

lunes, 17 de octubre de 2016

EFECTOS DE LA ESPONSALIDAD

Con ánimo de aportar motivos de unión, tolerancia, solidaridad y subsidiaridad entre las distintas formas de vida de pareja (que en esta era de las comunicaciones se hacen manifiestas) y de apaciguar las discrepancias irritantes de las posiciones ideológicas y políticas que se fomentan, al respecto, les alcanzo el siguiente análisis teórico.

El término "esponsalidad" tiene etimología explicita: “Ex pondum allii  - quitar el peso del otro”
La esponsalidad  entendida desde el encuadre etimológico es la asunción recíproca, deliberada y consciente de la historia del-a otro-a y su fenomenología, desde el misterio que ocultan (desde la mística) para ayudarse subsidiariamente - a desarrollar ese misterio.

La esponsalidad es, en consecuencia, la mutua asunción de la historia del otro-a, para ejercitarse desde la alternancia y como tarea de empresa (con la metodología que le es propia a los quehaceres de empresa) a despojarse del lastre que la historia les ha dejado y que, sin duda, limita sus posibilidades de desarrollo. No necesita (sensu stricto) ningún vínculo jurídico y, por supuesto, ningún vínculo conyugal ni matrimonial. 

La ley que rige la esponsalidad es la consciencia mutua de la dimensión mística.  Por percibirse seres inhabitados por El Absoluto y orientados hacia El Absoluto, es decir, abiertos al Absoluto (porque la consciencia de Absoluto sólo puede ser satisfecha por el Absoluto, cualquiera sea la vivencia que del mismo podamos tener). Por percibirse seres humanos y + que seres humanos, con vocación de absoluto en todas y cada una de las expresiones temporales que los componen.

Esta tarea sólo puede llevarse a cabo desde la VIDA MÍSTICA, es decir, trabajando por descubrir el misterio del Absoluto que se oculta en la historia de la otra persona y con su ayuda y consentimiento. En esto consiste su grandeza y su limitación.

Leído esto desde la teología cristiana podemos expresar la conjetura de que por eso Cristo elevó a nivel de sacramento, de sagrado, la esponsalidad del amor de las personas. Y para vivirlo con Él y "como Él lo hace con su Iglesia"  (terminología de teología cristiana), se necesitan tres medios: la participación en la EUCARISTÍA, la lectura meditada del EVANGELIO y el cultivo del BUEN HUMOR = a H-AMAR.
 
Los efectos de la esponsalidad, (y la margen de cualquier lectura teológica) sólo pueden ser analizados y experimentados a través del BUEN HUMOR =  H-AMAR. Quien no desarrolle el buen humor no podrá disfrutar de los efectos maravillosamente positivos de la esponsalidad porque carecerá de la fuerza necesaria para desarrollar la EMPRESA DEL AMOR ESPONSAL.
 
EFECTOS:
I.            CONOCERSE CADA VEZ + Y MEJOR. No se puede ayudar a quitar el “peso del otro” (carácter e historia) si no se conoce la huella que el carácter no bien educado y la historia vivida en la familia de origen, han dejado en él-ella.  Y esto requiere de:
  1. Un método,  sencillo, para lograr el mutuo conocimiento: anotar lo que nos molesta del otro-a e intentar “adivinar” a qué huella del carácter o con qué episodios de su historia se corresponden
  2. Aprender a escuchar antes de juzgar por cuenta propia, lo que nos tiene que explicar de lo que nos molesta y de sus causas. De esto se desprende que...
  3. Necesitamos largas horas de conversación y escucha; no de discusión ni de justificaciones y defensas de las propias historias vividas.  Las discusiones y justificaciones cansan y no suelen producir algo positivo.
  4. Necesitamos conocer y aceptar nuestros hábitos positivos y negativos sin minimizar los primeros y sin justificar los segundos y ponérnoslos por escrito para…
  5. Mostrar voluntad de cambio real y así podernos ayudar “subsidiariamente” = “de forma alternada” a crecer en nuestras inteligencias – proyectos profesionales – proyectos laborales – proyecciones políticas – proyecciones sociales - vivencias erótico-sexuales -   vivencias religiosas – vivencias espirituales. 
II.            TENER UN PROGRAMA DE MUTUO CRECIMIENTO “REVISABLE” 1 vez al año, porque todo lo anteriormente expuesto puede sufrir variaciones que no podamos controlar, pero sí podremos volver a re-programar.  Ese sería el día de “ nuestro AÑO NUEVO de pareja ”

III.      TENER:
ü  ORDEN Y NO IMPROVISACIÓN DE NUESTRAS VIDAS
ü  DIRECCIÓN Y RUMBOS PROPIOS, Y NO ESCLAVIZACIÓN POR NINGUNO DE LOS DOS
ü  SENTIDO MÍSTICO DEL OTRO e.d. OPORTUNIDAD DIARIA DE ADMIRAR LO QUE EL ABSOLUTO VA OBRANDO EN EL-LA OTRA-O.

EN ESTO CONSISTEN:
v  “ LAS FIDELIDADES MUTUAS ” y hace a la esponsalidad indisoluble.
v  “ EL AMOR INCREMENTATIVO ”, que todo lo tolera con “ Buen Humor ”

Estas tareas en pro de la esponsalidad hacen que no esté nunca limitada... ni por doctrinas, ni por expresiones sexuales, ni por connotaciones culturales, ni por encuadres legales... Puede, por el contrario, asumirlas todas. 

 

 

 
 



miércoles, 21 de septiembre de 2016

¡ QUÉ HERMOSAS SON LAS VIDAS QUE ILUMINAN LA NUESTRA !


La risa-vuelo de un niño-pájaro, como señal del triunfo por el sueño logrado...



La serenidad  pausada de una niña- arquetipo por la ciencia-estructurada...



 
Los sueños libertarios de la publicidad-auspiciadora de acogida y plausos por contrastes de la salud
corporal-estética ...

Las urgencias de grupos de apoyo-eficientes para acogida exitosa o expresión de frustración, siempre agresiva, punitivo-inducida o punitivo-defensiva...





Contrastan con... la CREATIVDAD-SOCIALIZADA que da rienda suelta a la vivencia estético-lúdica... y lúdico-social, que resulta ser la expresión genuina de los seres humanos y la aspiración de toda persona saludable y adulta, hasta en su  intencionalidad más subliminal de vida espiritual y mística.

 
 
 
 
CREATIVIDAD-PERSONAL... CREATIVIDAD SOCIALIZADA... y HONESTIDAD...

 son los focos luminosos del desarrollo de una sociedad-humana cada vez menos humana porque será CADA VEZ MÁS... sociedad de personas-humanas.





Es un TEMA tan manido como actual, que la clave de esta iluminación y cambio está en manos de los NIÑOS... porque sus "ángeles ven el rostro de Dios" (en expresión del Nuevo Testamento) o deberían verlo en nosotros, los adultos si es que queremos, eficientemente, ser sus "ángeles tutelares" (en expresión del Antiguo Testamento)




Los pensamientos de estas personas ("Frases sobre al creatividad") pueden ser, para los adultos los ángeles tutelares a fin de que, luego, los adultos nos transformemos en los ángeles custodios de nuestros niños y así ayudarlos para que puedan ellos plasmar en sus vidas ,

LA CREATIVIDAD-PERSONAL... y LA CREATIVIDAD SOCIALIZADA... con el sólo límite de LA HONESTIDAD.




Translate