miércoles, 13 de diciembre de 2017

EL VALOR INCALCULABLE DE LO PEQUEÑO... ESO ES LA NAVIDAD

Acerca del valor de lo grande y de lo pequeño existen muchos dichos que humorísticamente pueden competir entre sí y, según las circunstancias, poder mostrar la primacía de un dicho sobre el otro.  Pero no es de esto que quiero compartir lo que ocupa mi mente y así dialogar con ustedes.

Quiero fijarme en el valor del inicio... de todo lo existente, de todos los acontecimientos, de todas las cosas, de todas nuestras vivencias... en suma, quiero fijarme en el valor de cuanto comienza  y de quien se inicia que siempre es PEQUEÑO.
 
Lo pequeño son realidades que pasan desapercibidas para las mayorías de seres humanos que sólo se impactan con lo espectacular, con lo grande, con los personajes, con los resultados, con los objetivos cumplidos, con el éxito final.  Para ellos, sólo tienen valor las riquezas, la opulencia, el poder, la fama... y lo que de hedonismo estas realidades les aporten.

Por el contrario la virtud, es decir, la fuerza de la pobreza, la fuerza de la sencillez, la fuerza del servicio, la fuerza de la participación solidaria y/o subsidiaria no son apetecibles y mucho menos deseables.

Esas virtudes son, sólo, "consuelo auto-sugestivo para los débiles, para los PEQUEÑOS".

No obstante esta realidad generalizada y asumida como válida en todos los estamentos (sin excepción) de la vida social-humana, en análisis veraz y sencillo tendremos que admitir que las riquezas, la opulencia, el poder y la fama para poder ostentar valor de autenticidad social entre personas se habrán debido lograr desde la virtud de lo pequeño. 


De cualquier otro modo serán realidades logradas desde los distintos modos de adulterio, de corrupción y de mitomanía o, dicho de otra manera, alcanzadas desde las distintas modalidades psicopatológicas de la vida social.  Y, claro está, el resultado lo pagarán siempre... "los débiles, los pequeños" porque como todo tiene costo, si no lo pagan los victoriosos habrán de pagarlo los débiles, los pequeños.  Así se cumplirá la afirmación que Quino pone en boca de Mafalda: "nadie amasa una fortuna sin hacer harina a los demás".

El valor de la Navidad es que Alguien GRANDE se hizo Pequeño para valorar lo pequeño, para valorar a los pequeños, para valorar lo poco en la dimensión incalculable que tiene... lo pequeño.

Pero como este lenguaje es despreciable para la mayoría y repugnante para muchos... la navidad se ha revestido de la opulencia de la fama, y el poder de la riqueza... en todo el contexto social-occidental y así todos hemos ayudado a adulterar la identidad de quien a sí mismo se hizo pequeño y le hemos asignado la seudo-identidad de... "un judío marginal".

 
¡ FELIZ NATIVIDAD, para todos los pequeños !
 
FELIZ NAVIDAD,
la del grano de mostaza, la de la partícula de levadura, la de la única moneda de una viuda,
la del trabajo constante y solidario o subsidiario
de los viñadores sin horarios







viernes, 13 de octubre de 2017

¿ POR QUÉ CUESTA y CUESTA TÁNTO... OBRAR CON BONDAD SIEMPRE; SER HONESTOS SIEMPRE; SER FIELES SIEMPRE; SER CONSTANTES SIEMPRE ?

Qué obviedad... ¿verdad?  Pienso que no es tan claro porque si así lo fuera no hablaríamos, hoy, y cada vez más, del síndrome del BURN-OUT es decir, de los "quemados por la depresión del vivir-laboral cotidiano... y de los fatigados por la vida".
Las estadística de la OMS señalan a la depresión (en sus distintas formas de manifestación) como la enfermedad más extendida del siglo XX y nada hace suponer que vaya a bajar su ranking en el siglo XXI.
La depresión es la pandemia de nuestros siglos, para enriquecimiento de la industria psico-farmacológica, y del incremento de los suicidios y de los homicidios celetípicos y de los tiroteos homicidas sin aparente sentido reivindicador de ningún género, que luego acaban con el suicidio de los macabros protagonistas

OBRAR CON BONDAD SIEMPRE... resulta paradógico que podamos hablar de bondad,  cansancio y depresión al mismo tiempo, cuando sabido es que el obrar con bondad genera en nuestra médula gran cantidad de endorfinas que son las equilibradoras neuro-químicas de la serotonina,  y ésta la responsable de nuestro equilibrio en nuestro estado de ánimo (expresión de nuestra inteligencia emocional).

Esto es cierto, sin duda, como también lo es que el "obrador bondadoso", inconscientemente, espera algún tipo de correspondencia y/o reconocimiento o cambio positivo en el receptor de su actuar bondadoso, que no siempre recibe o quizás, peor aún, su actuar se transforma en experiencias de abuso y de maltrato por parte de quienes reciben su forma de bondad.

Un ejemplo claro de lo antedicho es el comportamiento de los "maltratadores de género" o de los "hijos maltratadores" o de los "alumnos o pacientes maltratadores"... que producen paulatinamente en sus víctimas el síndrome de la depresión a la par que formas distintas de "adicción al maltratador"... Todo ello es auténtico síndrome de Estocolmo como se llamaba anteriormente o, en nuestros días, el síndrome depresivo de  burn-out.

Toda persona que rige su actuar por la bondad está expuesta a sufrir, tarde o temprano, de este mal porque la mayor parte de las personas confundimos "bondad con debilidad", frente a lo cual es necesario pre-munirse y hay formas para hacerlo:  
- "Individualmente exigiendo" al receptor de la bondad algo positivo,  a cambio, en su actuar que genere comportamientos positivos-productivos-retributivos porque, de lo contrario, la teórica solidaridad o caridad llevará a "ambos" al engaño del que sólo se puede esperar abuso y, en grado superior, escarnecimiento.  Los ejemplos son palmarios y no es necesario abundar en ellos porque los vemos y experimentamos todos los días.
Es necesario que reflexionemos en el porqué de esta aparente incoherencia:  la razón está en la "ausencia de igualdad", entre el que da (superior) y quien recibe (inferior) que generará, casi irremediablemente, conflictos que el "inferior" (pareja, hijos, educandos, pacientes, acogidos, tutelados, etc.) tratará de equilibrar y, al no conseguirlo, lo intentará de alguna forma agresiva, a su alcance.
- "Colectivamente" (parejas, asociaciones, colectivos etc) unificando esfuerzos para organizar metodologías de "donación" y medir el resultado positivo, traducido en cambios retributivos (en los "receptores de la bondad") para con la sociedad que invierte bondad a cambio de algún tipo de reciprocidad. 

Todo acto de bondad que no conduzca a la "igualdad" es en sí mismo un modo de injusticia intrínseca para con la persona y generará, espontáneamente, algún modo de agresividad. Un ejemplo, aparentemente benigno pero profundamente sádico, es la agresividad expresada por los alumnos hacia sus profesores con los apodos con los que son calificados, a cambio de lo que reciben de bondad cultural y educacional, de los mismos.


SER HONESTOS SIEMPRE... La honestidad sabido es que no se reduce a la veracidad ni se ha de confundir con la buena voluntad aunque las asume y presume a ambas categorías de pensamiento. Somos honestos cuando alcanzamos objetivos que por igual nos benefician a nosotros que a quienes nos rodean.


Hago hincapié, nuevamente, en la igualdad que si cuantitativamente hablando no se da en la naturaleza, cualitativamente es intrínseca a la persona humana y hacia ella habremos de dirigir todas nuestras acciones; es decir, si de una acción sacamos un beneficio, quienes nos rodean habrán de beneficiarse también, en alguna medida.  De cualquier otro modo seremos injustos para con ellos y, tarde o temprano, se generará agresividad entre nosotros. 
En el orden social este es el sentido de la ética contributiva al fondo común, a la hacienda común, al erario nacional e internacional.

Cuanto mayor es el grupo o la institución u organismo del que formamos parte, mayor es la dificultad para obrar honestamente porque pronto nos percataremos de la deshonestidad de quienes, como nosotros, forman parte del sistema contributivo y, entonces, cuestionamos nuestro proceder honesto porque nos sentimos engañados y humillados por los que, en apariencia, son deshonestos exitosos y porque... la justicia no es igual para todos.
En las asociaciones menores (vecinales, familias, parejas) es más fácil, pero pronto observamos las desigualdades impuestas por nuestros caracteres y las discrepancias educacionales que soportamos y nuevamente asoma la tentación del... "si él o ella se beneficia deshonestamente, ¿por qué yo no? Nos rebelamos ante la realidad de no ser tratados igualitariamente y, en estos casos, no apelamos a la igualdad cuantitativa sino a la cualitativa... erróneamente. 

Premunirnos en ambos casos contra el sentimiento de injusticia, de discriminación y desigualdad que nos conducirá a la experiencia depresógena tarde o temprano, para perseverar en el actuar honesto, tiene sólo un procedimiento: desarrollar (colectivamente en la medida de lo posible, para ahorrar energía) la denuncia fundamentada y perseverante como extensión del actuar honesto y, en este caso, en favor profiláctico-preventivo hacia nosotros igual que hacia los demás.


SER FIELES SIEMPRE... a la ideología y valores que decimos perseguir en nuestra vida y con los que deseamos nos identifiquen, ha sido la promesa que implícita o explícitamente hemos hecho en nuestros centros de trabajo, en las asociaciones de que formamos parte (patria, colegios profesionales, clubes, asociaciones vecinales etc), con nuestras parejas, con nuestras familias o con la fe religiosa que profesamos.


Esta fidelidad anhelada tiene como primer "enemigo" nuestro carácter que, si es energético y tenaz, nos impulsa a querer que "todos por igual"se comprometan y actúen como nuestro carácter nos impulsa a hacer; y, si carece de energía y de consistencia, nos invadirá la fatiga y la pereza que mutuamente se darán la mano para convencernos de que la fidelidad es, más, un buen deseo o una quimera emocional que una posibilidad concreta de alcanzar y sostener.

Nuevamente aparece el tema de la "igualdad y desigualdad" y nos convencemos de que la fidelidad en la vida de pareja, o en la vida grupal o en cualquier forma de la vida social dura poco porque "en la vida humana nada es para siempre". 
Es cierto lo antedicho y, no obstante, todos aplaudimos las declaraciones de fidelidad y admiramos a quienes sí dan muestras de honorabilidad en la fidelidad; ¿cómo se conjuga esta contraposición de actitudes y comportamientos? y, sobre todo, ¿cómo es que sí hay personas fieles a sus promesas y a sus valores?, ¿cómo lo logran?... De 2 maneras

- Rompiendo el "valor absoluto de la igualdad y de la libertad" del YO INDIVIDUAL (que la mayoría de los individuos idolatra) a favor de la vivencia del NOSOTROS DEL YO-PERSONAL que guía su actuar por el adagio del "tu eres antes que yo, más que yo y superior a mi, pero no sin mi" Este proceder de fidelidad solemos verlo en los padres hacia los hijos y con cada vez menor frecuencia de los hijos hacia los padres porque, estos, olvidaron premunirse de los riesgos inherentes al obrar honesto y bondadoso
- Rompiendo con la "manía de dudar" del valor de nuestro compromiso de fidelidad y de identidad
La duda es una tentación de ruptura justificatoria y cuando nos justificamos mentimos porque damos prioridad, sobre la fidelidad, a los deseos de: de poder, de placer, de dinero y de libertad del YO individual. Debemos mejorar nuestras fidelidades, superando sus objetivos críticamente... pero no dudar de la bondad de las mismas porque, si lo hacemos, negamos nuestro propio valor y honor.

SER CONSTANTES SIEMPRE... no es lo mismo que ser fieles aunque la fidelidad exige constancia.

La constancia es una variable de nuestro carácter (que heredamos psico-genéticamente) y consiguientemente hay personas con mejor predisposición que otras para ser constantes , en todo lo que emprenden pero, en todos los casos, para que la constancia se rija por el "nosotros del yo.personal" y no por el yo individual, requiere de educación... del carácter, cuya primera premisa y variable independiente es el "aprendizaje de la valoración de los límites".  
Quien no haya aprendido que la aceptación de los límites enriquece a todos (al nosotros del yo), no podrá ser constante en ninguna de las empresas que acometa y ahondara, cada vez más, en expresiones de solipsismo. (autoestima, autoafirmación, yo, mi, me, conmigo, para mi)

En el orden social desarrollará una gama casi ilimitada de conductas psicopáticas, con mayor o menor gravedad  y en el orden individual será víctima de su psicoticidad, de la fatiga, de la pereza y de la depresión.

La educación del carácter debe iniciarse, por parte de los padres, desde el nacimiento condicionando el organismo de sus hijos a disciplinas horarias y motrices; por los padres y los maestros en toda la etapa de escolaridad por la enseñanza-aprendizaje del valor del silencio interior y comunicativo, de la soledad creativa, del trabajo mancomunado adaptado a la mayor productividad del carácter, de la participación política y por el compromiso con algún tipo de valor-trascendente (religioso, estético, cultural, social etc.) y... en la vida adulta el reforzamiento del carácter para el desarrollo del nosotros del yo, es condición para las personas "sine qua non" si queremos lograr la constancia fiel, honesta y bondadosa.    


¿ POR QUÉ CUESTA y CUESTA TÁNTO... OBRAR CON BONDAD SIEMPRE; SER HONESTOS SIEMPRE; SER FIELES SIEMPRE; SER CONSTANTES SIEMPRE ?   porque lo valioso cuesta... no se nos da gratis.  



La vida se nos da gratis pero LA VIDA VALIOSA CUESTA y hay que renovar... cada día... el "seguro y la prima de riesgo" que tiene:  

"Quien quiera ganar su vida, la perderá... y quien pierda su vida para conquistar el reino (objetivo de vida) la ganará" (sentencia evangélica)















   

jueves, 7 de septiembre de 2017

¿ COMO AYUDAR A NUESTROS HIJOS EN LOS TIEMPOS QUE VIVIMOS... a verlos COMO TIEMPOS DE PERDÓN, DE JUSTICIA, DE AMOR... EN EL MUNDO DE HOY ?

Las guerras, los atentados, la corrupción generalizada en todos los estamentos sociales (tanto civiles como religiosos), los abusos de poder económico y jurídico, la violencia sexual y violencia sexual-homicida, la xenofobia, la misoginia... son los temas que llenan los informativos noticiosos y para anestesiar las conciencias... deportes y espectáculos... que no están exentos de las lacras anteriormente dichas pero dicen que apaciguan las conciencias agresivas hasta el punto de que, sólo aportando a la humanidad expresiones de ocio organizado económicamente... subvaloran cualquier otra actividad de las personas; en la práctica, ser deportista o protagonista de la farándula (o show business)  es mucho más valorado que cualquier actividad científica, tecnológica y/o cultural.  De nuevo... "panes et circenses"

Este es el mundo que ofrecemos a nuestros hijos (belli et panes et circenses), frente a lo cual una de nuestras dialogantes me pidió opinión, por este medio pretendidamente dialogante, a la par que me excusaba si no deseaba expresarme por temor a que pudiera comprometer mi integridad física y/o moral, si lo hacía.  Específicamente se refería a "cómo explicar a su hijo la realidad del islamismo-criminal" sin ser tildada de islamo-fóbica, pues su hijo comparte espacios de escolaridad y vecindad con comunidades islámicas.

Las lacras enumeradas, de distintas maneras han formado parte de la humanidad, desde que el mundo es mundo y el problema de la fobias... religioso-social-cultural... en occidente, se enraíza cuando las tres religiones monoteístas, nacidas en oriente (judaísmo, cristianismo e islamismo) , se atribuyeron ser poseedoras de toda la verdad metafísica y mística, porque afirmaron "ser el pueblo elegido" por Dios para comunicar toda la verdad al mundo entero, "de grado o fuerza".
Con el nacimiento de Ismael e Isaac, que de niños se maltrataban, Abraham decretó la separación para que no se repitiera el fratricidio del inicio de los tiempos bíblicos (Caín y Abel) y Dios bendijo a ambos augurándoles ser "padres de grandes pueblos".
Cuando nació el cristianismo, éste se atribuyó el conocimiento de toda la verdad, revelada en Cristo, cuando lo que Cristo nos reveló fue "LA FILIACIÓN DIVINA DE TODA LA HUMANIDAD, y consiguientemente la FRATERNIDAD UNIVERSAL.

De la tergiversación de estos tres mensajes (en occidente) se inician y se repiten históricamente las luchas fratricidas... "la persecución de los cristianos por los judíos, la expulsión de los judíos de tierras cristianas, las cruzadas de cristianos contra musulmanes y, en el último siglo, el intento de exterminio de los judíos por los cristianos-nazis, el intento de exterminio de los musulmanes de los Balcanes, la invasión de los territorios de Oriente y Oriente-Medio por naciones cristianas y por Israel"...
Ysi las leyes del aprendizaje no fallan y todo hace hace suponer que no fallarán ( lo que se vive, se repite como aprendizaje, salvo que conscientemente trabajemos perseverantemente para modificar-los)... volveremos a repetir la historia fratricida entre los "pueblos elegidos" por Dios.
Desgraciadamente se lo enseñamos así a nuestros hijos con la algarabía de las fiestas de MOROS Y CRISTIANOS que en este mes celebran en la Comunidad Valenciana y hasta atribuimos a la protección de Santiago Apóstol y a la Virgen Maria, las victorias históricas.

Cuánta falsedad, cuanta codicia, cuánto odio... en nombre de Dios. Por eso el título de este post... ¿Cómo enseñamos a nuestros hijos el contenido de nuestro tiempo?

La respuesta teóricamente es sencilla pero la aplicabilidad no lo es tanto, con 2 acciones:
- ANALIZANDO LOS HECHOS, (una y otra vez) DESDE LA VERDAD que alcancemos a tener, dejándoles en claro que lo que se considera verdad... es temporalmente verdad porque, en toda guerra, la primera víctima es la verdad.
- ESPERANDO (dando tiempo al tiempo) PORQUE HOY MÁS QUE NUNCA... LOS PADRES NO SOMOS LAS ÚNICAS FUENTES DE INFORMACIÓN NI LOS ÚNICOS MODELOS DE APRENDIZAJE a los que nuestros hijos tienen acceso, para formarse en el uso del juicio crítico.

Hoy, el análisis crítico de los hechos históricos y la espera pacientemente respetuosa del actuar de los hijos ... son los únicos ítems seguros para juzgar de la bondad o no bondad del proceso educador de los padres.  No hay otra clave para juzgar a los padres-educadores y, consiguientemente, se ha de regir este auto-juicio por el análisis cualitativo, es decir, guiado por los principios de la ÉTICA (superadora de la moral) y de la MÍSTICA. No hacerlo así nos expone a derrumbarnos depresiva y masoquísticamente.

Educar en la verdad para que nuestros hijos sean libres... tiene como primer costo, que nosotros seamos los primeros sujetos de su crítica, solamente rescatables desde la expresión veraz y desde el actuar honesto (o logro eficiente de los objetivos que por igual nos beneficien como beneficien a los que nos rodean).  
Distinto es el juicio sobre el éxito del proceso instructivo que hoy equivale a proceso competitivo que más parece bélico que tecnológico o, mejor dicho, producto de la tecnología usada bélicamente.

Desde esta perspectiva, yo, proyectándome hacia atrás (cosa que es un sin-sentido) me escarapelo por el temor y reconozco mi cobardía ante la educación de las nuevas generaciones, a la par que me inclino ante la valentía de los jóvenes que, conscientemente, asumen el reto educador e instructivo de sus hijos.

Frente a todos los hechos de nuestro tiempo... ¿hemos de presentar el momento histórico a nuestros hijos como tiempos de perdón, de justicia y de amor?... 
SÍ y NO porque las tres variables sólo serán válidas en tanto haya CORRESPONDENCIA BILATERAL.
EL PERDÓN requiere aceptación de culpabilidad (de alguna manera) por parte de la persona ofensora; no basta la buena disposición de la persona ofendida porque dar perdón sin pedir algo a cambio (reconocimiento explícito de la ofensa, p.e.) sólo generará la conciencia en el ofensor de que la víctima es débil y que podrá seguir ofendiendo; sólo generará deseo de seguir abusando en el ofensor y, en algún momento reacción, por saturación defensiva, en la persona agredida, tornándose así en agresor.
LA JUSTICIA pretendidamente viene en auxilio de la espiral del perdón unilateral... ¿pero cómo dar a cada uno lo que le corresponde (que eso es justicia) luego de que se hayan enzarzado en la espiral de la acción y la reacción injuriantes? Se aplica aquí el adagio romano "maxima jus, máxima injuria" (la plenitud de la justicia es injusta... porque siempre habrá víctimas inocentes) Sabido es que la justicia no es ciega ni afecta a todos por igual; es... sesgada por intereses económicos ,por el poder emocional-erótico y por el poder bélico.
EL AMOR parecería ser la alternativa, pero éste es un conjunto de emociones y afectos que por bello que haya sido descrito -literaria, bio-psíquica y teológicamente- no dejará de ser -interesado, lábil y corruptible-.  Por sí solo, es degradante de la interacción de las personas;  no es verdad que el amor todo lo puede y consiguientemente pueda superar las limitaciones del perdón y de la justicia. Prueba de ello son los asesinatos sexo-pasionales y la reiteración de los comportamientos homicidas luego de que los agresores hayan sido sujetos de terapias correctivas.
Estas tres estrategias, con sus respectivas limitaciones, se vienen aplicando en nuestra sociedad occidental y no curan ni preventiva ni remediablemente los males enumerados someramente en el primer párrafo de este post.

¿ Qué alternativa educadora nos queda a los padres, o no hay alternativa saludable ? 
SÍ EXISTE ALTERNATIVA... " LA CARIDAD = AMOR  x  JUSTICIA"
El amor es un conjunto de variables emocionales, afectivas y volitivas y la justicia es un conjunto de variables racionales, proporcionales y volitivas  que al multiplicarse entre sí -( emocionales, afectivas y volitivas ) ( racionales, proporcionales y volitivas )- determinan una matriz, cuya diagonal de pares ordenados es siempre la resultante... y esta es LA EXPRESIÓN DE LA CARIDAD.
Esta diagonal tiene los siguientes pares ordenados:  (E,R),(A,P), (V,V) o... (Emocional, Racional) ; (Afectiva, Proporcional) ; (Volitiva, Volitiva)  

Parece complicado pero no lo es;  hagamos la multiplicación de los pares ordenados de esta matriz y encontraremos, para cada uno de los momentos del proceso educativo, la pauta a seguir en cada una de las etapas de la vida:
- EN LA INFANCIA- primera columna-, en sus tres etapas, la constante son las emociones a las que los padres habrán de prestar (en proceso de aprendizaje por modelos) la racionalidad, la proporcionalidad y el juicio crítico-volitivo que no son propios de su edad.  Esto es la forma de educación con límites indispensable  tanto como tristemente subvalorada en nuestro tiempo.  

- EN LA ADOLESCENCIA- segunda columna-, en sus tres etapas, la constante es la vivencia afectiva a la que los padres habrán de prestar (en proceso de aprendizaje por modelos-dialogantes) la racionalidad, la proporcionalidad y el juicio crítico-volitivo, para el que paulatinamente les capacita la maduración de la inteligencia.  Esto es la forma de educación con límites negociados en modo experimental  indispensable tanto como subvalorada, en nuestro tiempo, por temor de los padres al diálogo con autoridad.

- EN LA ADULTEZ- tercera columna-, en sus tres etapas, la constante es la vivencia volitivo-intencional a la que los padres habrán de prestar (en proceso de aprendizaje por modelos-dialogantes-igualitarios ) la racionalidad, la proporcionalidad y el juicio crítico-volitivo de su vivencia experiencial. Esto es la forma de plenificación educativa desde la igualdad subsidiaria y secundaria, no es indispensable; es prescindible.

La CARIDAD, así entendida, dista mucho del actuar conmiserativo y pretendidamente solidario; la caridad es el amor por la justicia cuya guía es la subsidiariedad o... "te presto apoyo para que tú alcances".  
Desde ella el abordaje de los conflictos -luctuosos- de nuestro tiempo serán iluminados con la fuerza que es propia de la VIRTUD DE LA ESPERANZA






miércoles, 16 de agosto de 2017

LAS CRISIS EN LA VIDA DE PAREJA SON INEVITABLES, PORQUE SON NECESARIAS PARA CRECER

CONFRONTARSE CON LA VIDA, en pareja, se puede hacer desde 3 modalidades y grados diferentes de compromiso: la matrimonialidad, la conyugalidad y la esponsalidad.
La matrimonialidad tiene por objetivo, el crecimiento biológico y procreativo de cada miembro de la pareja, como modo de asegurar la "supervivencia condigna" (digna de la persona humana) a lo largo del tiempo y más allá de la muerte, de los dos progenitores.
La  conyugalidad tiene por objetivo, desarrollar proyectos de vida en común o individualmente, con la ayuda del otro-a, asumiendo, o no, la matrimonialidad. Caben aquí, todas las modalidades de familia
La esponsalidad tiene por objetivo, ayudarse mutuamente a aliviar el peso del carácter (heredado) y de la historia vivida, (sufrida) asumiendo, o no, la matrimonialidad y la conyugalidad. Sensu stricto es la modalidad más comprometedora de vida en pareja y puede vivirse sin relación socialmente explícita de pareja ni de parentalidad.

Son diferentes pero no excluyentes y las tres se consolidan desde "LA FIDELIDAD" acorde con el compromiso que cada una de ellas conlleva, para crecer como personas humanas.



La fidelidad, entendida como honestidad para el crecimiento mutuo,  es un conjunto de fidelidades y rompe los estigmas de la fidelidad genital y social, asumiéndolos para superarlos.

 
Ahora bien, si el objetivo de todos los modos posibles de vida en pareja es el crecimiento como personas,  en la etimología griega del término "krisis = crisis = discusión"   y del verbo "krinein = crecer"    encontramos, en las crisis, la razón de la necesidad de las mismas.  Nadie puede crecer sin ser sujeto y objeto de crisis, sin distinción del modo de crecimiento que persigamos; si biológico, o intelectual, o social, o profesional, o espiritual, o místico... o de pareja.

Las “crisis” son espacios -ad intra y ad extra- de perfeccionamiento y crecimiento de la vida en pareja y son, por sí mismos, signos de vida.

Todos los  modos de crecimiento exigen lo mismo: auto-imposición de esfuerzo = de fuerza = de virtud (que son términos equivalentes, etimológicamente hablando).  En buena cuenta, nos exigen "salir de los espacios de comodidad" que nos hayamos buscado y/o que la sociedad nos ha prometido -con falsedad- por no aceptar la realidad que la historia (magistra vitae) nos enseña respecto de todos los modos de crecimiento: necesitan de esfuerzo = fuerza = virtud-es.

Sabias serán las parejas que sepan aprovechar las crisis para discutir y concordar las nuevas metodologías (esto es lo que significa la palabra crisis) que los compromisos adquiridos antaño, tienen hogaño.

Las virtudes (esfuerzos) de nuestras “fidelidades” tienen como puntos de apoyo la paciencia (pax sciere = saber hacer la paz) que es hija de la Esperanza… al servicio de la Esponsalidad (es pondum allii = para ayudarnos a aliviar el peso, al-a otra-o).

Las crisis, con el paso del tiempo, serán irremediablemente mayores, porque con la edad los defectos que derivan del carácter y de la historia vivida, adquieren características de caricatura de lo que hemos querido ser o de lo que fuimos, a la manera que nuestros signos de envejecimiento biológico son caricatura de los signos juveniles o infantiles. Por eso, con frecuencia, las crisis son el resultado de no haber trabajado –terapéuticamente-  los defectos de nuestra juventud o infancia.

Un momento de crisis, sin importar qué circunstancia lo haya provocado, deberíamos transformarla en una oportunidad para ejercitarnos en la actitud crítica y ésta requiere, para ser adulta, de la ejercitación de 3 verbos (o actos de compromiso) denunciar, anunciar y comprometernos lo que, a su vez y con relación correspondiente, requerirá de una metodología eficiente expresada por las acciones de “reflexionar, calcular y crear”

Sin la dinámica de denunciar-reflexionando, anunciar-calculando y comprometernos-creando nos expresaremos como adolescentes-tardíos, como criticones, por no querer salir de nuestros espacios de comodidad y que, con mucha frecuencia, generan en nosotros malestar, dolor y hasta aflicción.

Actuar estos tres pares de verbos es tomar conciencia del carácter adulto, de nuestra unión y compromiso… porque nadie puede crecer sin esfuerzo (= sin el ejercicio de la paciencia y de la esperanza).

Si no se nos ha enseñado a confrontarnos (= poner al frente) con las crisis como ocasiones de crecimiento, tenemos el deber de aprender a hacerlo mediante el uso de los tres pares de verbos, antedichos, conscientes de que al obrar así, estaremos respondiendo, ad intra (desde nuestro ser interior: desde nuestro acto de ser, nuestra razón de ser y nuestra forma de ser personas), al imperativo ético y/o místico, adquirido.

 Ahora bien, este aprendizaje tiene, a su vez, un condicionante: el aprendizaje de la” misericordia, de perdonar y de ser perdonados que serán la medida de nuestra veracidad ante la crisis. Lo contrario será indicador de querer sacar provecho, en contra de buscar soluciones para crecer.
Estos dos movimientos de la misericordia son condición indispensable para que vivamos las “fidelidades: matrimoniales, conyugales y esponsales” a nivel ético (mejor y más perfecto que el-os acto-s moral-es) y/o místico

 No obstante lo antedicho, hemos de estar en sobre-aviso porque...  hay “muertes necesarias” para vivir sana y creativamente al interior de la vida de pareja... y sin las cuales no será posible una vida saludable, ni una vida gozosa ("porque la felicidad es una quimera emocional-erótica que dura lo que un chupete a la puerta de un colegio")... ni una vida de fidelidad.

 - Cuando uno de los dos no puede o no quiere vivir las exigencias impuestas por las crisis como reto de crecimiento, lo que exigirá al-a otra-o silencio ético para, con su fidelidad-silente, suplir las impotencias de la pareja. Este actuar de fidelidad, es un acto de heroísmo  martirial
- Cuando la muerte biológica obliga a re-definir el compromiso; es un acto de heroísmo-afectivo.
- Cuando, por el deterioro de los distintos modos de  salud, tengamos que aprender a vivir creativamente, a escuchar calculadoramente y a crear modos de no ocultar la verdad de nuestra pro-fesión (pro-fidere = tener fe = estar adherido a...) de nuestra opción mística, por no estar de moda y así crecer en la Fe y en la Esperanza de la acción del Espíritu Santo a la luz de 1ª Co. 7, 14 16

  
 
 

domingo, 16 de julio de 2017

EL DIALOGO Y LAS RELACIONES PERSONALES EN LA ÉPOCA DIGITAL

Espero que estas reflexiones nos sirvan a todos en nuestras relaciones interpersonales pero, especialmente, a quienes afrontan en esta época, la titánica tarea de ser educadores de niños y tóvenes

Tres duplas de contenidos:  Diálogo y relaciones personales...Diálogo en la época digital...                                                                Relaciones personales en la época digital

DIÁLOGO ES… todo modo de comunicación entre personas que buscan LA VERDAD de algo, para entenderse.
Su objetivo es… conocer lo que piensan y/o conocer lo que creen saber.
Su método es…  alternar la escucha mutua
Su requisito es.. la humildad
Sin HUMILDAD NO HAY DIÁLOGO…entre las personas porque para buscar la verdad sobre algo se necesita ser inteligentes y nadie puede ser inteligente, solo; para ser inteligentes necesitamos ser muchos. Nadie sobra para buscar la verdad y para ser inteligentes.
La humildad exige de los dialogantes, 2 condiciones:
- considerar IGUAL  a la otra persona y, por lo mismo, tener FE  en la otra persona
- tener RESPETO a la otra persona y, por lo mismo, tener ESPERANZA  en la otra persona.
La FE y la ESPERANZA en la otra persona, engendran AMOR por la otra persona… luego sólo dialogan los que se aman, porque el DIÁLOGO es la expresión distintiva y CONCRETA del AMOR entre las personas que, juntas, BUSCAN LA VERDAD.

El diálogo, el amor y la verdad no han sido, ni son, fáciles de alcanzar y de vivir… porque el afán de poder y de dominación sobre el otro (al que despojamos de la dignidad de persona, porque la consideramos inferior a nosotros) es lo más característico (o carácter = sello) del animal humano o, lo que es lo mismo, del ser humano, y hemos desarrollado la relación entre nosotros basados en dos vicios:
-      el MIEDO que es contrario a la FE en la otra persona a la que consideramos “desigual”, a nosotros
-      y la PEREZA que es contraria a la ESPERANZA en la otra persona a la que consideramos “indigna de respeto”
y MIEDO y PEREZA engendran entre nosotros el método de comunicación del SOFISMA (= a: mentira, engaño, embuste con apariencia de verdad) 

Cuando en las relaciones personales hay “miedo… pereza y… sofismas” (o mentira)  no hay diálogo ni búsqueda de la verdad, ni amor; sólo habrá relaciones humanas para ejercer poder, dominación y degradación de la dignidad de la otra persona y, por lo mismo, todo tipo de violencias.

Esto se ha dado…
-      ANTIGUAMENTE porque el sofisma se revestía de PROTECCIONISMO OCULTISTA (de la verdad) y SOCIALIZADOR (autoritario, imperialista, patriarcal). La pereza de los poderosos (padres, ricos, estado) debía serles compensada  por los “carentes de personeidad”, a los que decían proteger.
El individuo ha sido considerado como instrumento de servicio utilitario y para la negación de su dignidad de persona, en cada etapa del desarrollo de  su vida.
-      ACTUALMENTE el sofisma se reviste de AUTISMO SOCIAL.
El individuo se considera, a sí mismo, con capacidad y derecho de AUTONOMÍA ABSOLUTA.  Esta autonomía es la negación del concepto del “nosotros personal” (= nosotros social). El miedo se reviste  de seudo-solidaridad porque se niega la igualdad con la dádiva ocasional, y se oculta la subsidiaridad, con los esloganes… de los “derechos” personales y del bienestar (= sofisma político-publicitario)

-      LA RESULTANTE de la interacción de los sofismas antiguos y de los actuales son dos,  habitualmente:   la mentira… como método de comunicación inter-individual, socio-comercial y política y, la búsqueda de  la verdad solamente …donde se pueda experimentar placer.

ÉPOCA DIGITAL ES…El tiempo durante el cual la comunicación y el diálogo entre las personas se establece, prioritariamente,  por medio de la tecnología electrónica (o redes de interacción,  redes sociales, y redes de intercambio tecnológico)

Su objetivo es… abreviar el tiempo de la comunicación para hacerla eficiente en la búsqueda de la verdad.
            Su método es…  la comunicación por medio de la electrónica digital
Su requisito es.. la alfabetización digital (= a “educo-comunicación, es decir, tener destrezas en el manejo del internet y de las redes sociales)
En esta época, si no tenemos un grado mínimo de conocimiento, como usuarios, de la tecnología electrónica… no seremos interlocutores válidos, para dialogar con la juventud (hijos, universitarios, profesionales jóvenes, pensadores o investigadores)
Esto es así porque, para los jóvenes,  sólo es considerado como válido el mensaje que reciben, si no menos del 75% del mismo tiene respaldo en la investigación científica-experimental
Este es un sofisma, fruto del “autismo intelectual” por el que se niega valor a la investigación de las ciencias experienciales (o vivenciales, transpersonales, y místicas), es decir, el autismo intelectual engendra la “esquizofrenia intelectual”, al solamente otorgar valor al placer subjetivo y así se niega el valor de la verdad intersubjetiva y el valor de sí mismo.
Esta exigencia cientificista, no obstante el “sofisma autista”,  para poder dialogar, tiene 3 valores de suma importancia que deberemos respetar e incentivar para poder dialogar con las generaciones jóvenes y, así, con ellos buscar la verdad:
-      El diálogo digital “científico-experimental” anula la barrera de las generaciones y, con ellas, el autoritarismo.
-      El diálogo digital “científico-experimental” rompe los límites de la edad y género; tanto puede aportar contenido de verdad un niño-a como un adulto
-      El diálogo digital “científico-experimental” acaba con los dogmas sociales e históricos.
Acorde con estos 3 valores que aporta la “época digital” al diálogo, éste, para poder ser eficiente en la relación interpersonal con los niños y jóvenes requiere:
ü  Buscar con ellos la verdad… vs... poseer la verdad
ü  Buscar con ellos la verdad a través de las tecnologías… vs…afirmar la verdad por la experiencia y la edad
ü  Buscar con ellos la verdad por medio de la experimentación… vs… afirmar la verdad dogmáticamente
ü  Buscar informar apoyando el 75% en investigaciones científico-tecnológicas… vs… informar con argumentos morales
ü  Buscar que se sientan escuchados… vs… que se sientan controlados
ü  Buscar que se sientan alentados a buscar la verdad… vs… que se sientan corregidos
ü  Buscar que se sientan reconocidos… vs… que se sientan castigados
ü  Buscar que se sientan hijos… vs… que se sientan iguales o superiores
ü  Buscar que se sientan participantes de la “política familiar”… vs… que se sientan sobreprotegidos
ü  Buscar que se sientan responsables de la naturaleza… vs… que se sientan usufructuarios
ü  Buscar que se sientan partícipes de la “política nacional”… vs… receptores de la política nacional
ü  Buscar que se sientan solidarios de los débiles… vs… espectadores de los débiles
ü  Buscar que se sientan críticos-adultos… vs… que se sientan cómodos
ü  Buscar que se sientan responsables de su salud… vs… usufructuarios de su cuerpo
ü  Buscar que se sientan responsables de su vida espiritual… vs… que se sientan consumidores de “las modas”

domingo, 9 de julio de 2017

¿ EXISTEN LOS MILAGROS ?

Hace unos días recibí un correo de una persona emigrante en la UE en el que, con gran gozo, me decían: " Le quiero contar algo importantísimo, los milagros existen" (sic).  Esta persona tras muchos años de lucha por consolidar la vida matrimonial y, en contra de la oposición perversa de la familia del esposo... logra superar las limitaciones del idioma, de la nacionalización, de la integración social, de la integración religiosa, de las carencias económicas y de la exclusión laboral... cuando ya sentía que no tenía fuerzas para seguir luchando y, entonces, exclama: "Los milagros existen".

Pero ¿Son reales los milagros?  La persona de quien hablo es "judía ferviente" a quien contesto de la siguiente manera, que comparto con todos porque pienso que a todos nos puede servir, pensar al respecto.

SÍÍÍ los milagros existen, unos son ostensibles, otros son silenciosos y otros esplendorosos, pero existen.

Los milagros ostensibles, son las cosas naturales que acontecen en momentos impensados y cuando ya los creíamos inalcanzables pero... en los mejores momentos oportunos... que nunca pudimos calcular ni poner en nuestra agenda. Estos son el resultados de " a D´os rogando y con el mazo dando". 

 Los milagros silenciosos, son los que nos rodean tan abundantemente que cuesta percibirlos porque nos acostumbramos a su sonido, a su luz, a su frecuencia, a su aroma, a su espera de reconocimiento silencioso...: el amanecer cada día, el sentirnos saludables, el saludo afectuoso de una persona desconocida, la atención de alguien cuando necesitamos ayuda, un beso, una expresión de amor, una corrección oportuna y afectuosa. Estos son el resultado de tener los ojos abiertos para descubrir a D´os  en el "ut unum sint" (que todos sean UNO como TU, Padre, y Yo somos UNO).   

Recuerda, querida XXX que ésta es la oración póstuma de UN JUDÍO MARGINAL por quien yo, veo a D´os en mi historia y en la historia de la humanidad, lo que constituye, por sí mismo, un milagro de transformación intelectual para convertirla en transformación intelectual-metafísica, en un momento de la historia (dimensión de inoportunidad) en el que, esta actitud intelectual es considerada como expresión esquizofrénica, histriónica y digna de sarcasmo-compasivo.  

Cuánto me alegra saberte luchando por consolidar el amor y la fe en el actuar de D´os en  toda una familia "destrozada" por las psicopatías de personalidades egotizadas.  Serás la prueba de la presencia de D´os, para ellos, pero... sospecho que cerrarás tus ojos y no verás la expresión del milagro porque será mucho más elocuente que los milagros ostensibles; será un milagro eminentemente esplendoroso. 

Será un milagro de la dimensión por la que D´os advirtió a Moisés que... "nadie puede ver a D´os cara a cara y seguir viviendo". 

Pero si perseveras hasta el fin, cosa de la que no dudo,  el milagro de la curación psico-moral y psico-mística de todos los miembros de esa familia, se producirá porque, como nos anunciaron los profetas Isaías, Ezequiel y Jeremías... "Yo soy fiel, no me acordaré de sus pecados y no los abandonaré"

Tú y ZZZ, su fe y caridad (que es + que amor, porque caridad es... amor x justicia) serán la causa mística-eficiente de su curación.

Les deseo de todo corazón y con toda mi mente... PACIENCIA (pax sciere = saber hacer la paz) y CARIDAD sin límites, de la que otro judío, Saulo (esta vez, judío beligerante) canta socio-místicamente, con mayores arpegios que las aves canoras de los bosques, en primavera, en 1 Co. 13.

 Sííí, los milagros existen y nosotros existimos... de puro milagro



lunes, 1 de mayo de 2017

FRENTE A LOS CAMBIOS DE NUESTRA PAREJA, ¿ES LÍCITO REPLANTEARNOS LA CONTINUIDAD DE LA RELACIÓN?

Al hilo de la conversación con uno de nuestros dialogantes, hilvano algunas ideas que nos permitirán meditar las decisiones a tomar y tareas que habremos de hacer, partiendo del criterio de que... los cambios son signo de vida porque en la naturaleza solamente los cadáveres se descomponen porque han perdido la potencialidad de movimiento que sustenta el crecimiento; pero bien es cierto, también, que los cambios implican -siempre- algún grado de dolor y  pueden llegar ser letales, en cuyo caso sólo la "acción quirúrgica" puede devolver-nos la salud.              

-       Lo primero que hemos de tener en cuenta es que “lo que vivimos o hacemos “ a nivel de ribosomas, establece núcleos corpusculares de memoria de los aprendizajes que las vivencias y comportamientos han condicionado. Toda vivencia se transforma en aprendizajes

-       Estos aprendizajes neuroquímicos, multiplicados por las conexiones dendritales en conexión con otras experiencias y aprendizajes correspondientes o similares, con los que pueden establecer relación de similitud… se repetirán en nosotros, sí o sí, salvo que estemos en estado de alerta para modificarlos, para cambiarlos por otros contrapuestos o para canalizarlos hacia experiencias creativas, que nos sirvan de compensación ante las pérdidas que los cambios nos imponen. Los cambios  –siempre nos imponen emoción y conciencia de pérdidas- que nuestro cerebro se niega a aceptar. Esta negación del cambio es lo que denominamos “espacios de confort o bienestar. Es lo que expresa la sabiduría popular cuando dice “preferible lo malo conocido a lo bueno por conocer.

-       Los cambios que intencionalmente nos imponemos, generan en nosotros conciencia emocional de frustración  que transformamos en comportamientos agresivos dirigidos hacia los demás, hacia nosotros mismos o en ambas direcciones (con frecuencia a causa de los sentimientos o complejos de culpabilidad que podamos experimentar). Frustración y agresividad son concomitantes, siempre, con mayor o menor intensidad pero la dupla es inevitable sin importar si los controlamos o no. Pero no es cierto que la represión=autoimposición de cambios sea, por sí misma, negativa.

-       Cuando los comportamientos o vivencias son caracterológicos, orgánicos o metabólicos, los aprendizajes tienden a fijarse como indelebles y a establecerse en nosotros como mecanismos obsesivos y/o adictivos. Las obsesiones son siempre adictivas, sin importar si nos causan bienestar o perjuicios porque tienen su raíz en el instinto de supervivencia del que pocas veces tomamos conciencia.

-       Cuando el proceso de aprendizaje hunde sus raíces en los modelos que tuvimos (o nos impusieron) en la infancia y/o adolescencia, difícilmente nos percatamos de la dependencia en que estamos y, consiguientemente, no valoramos la moralidad de los mismos con objetividad. En consecuencia no solemos tener conciencia de lo negativo de ellos ni del dolor que causamos en los que nos rodean. En estos casos nuestra conciencia queda adormecida por la-s costumbre-s.

-       Los cambios comportamentales, opuestos a los aprendidos inicialmente, no se consolidarán antes de 6 meses de ejercitación y si en este período se presentan recidivas, cuando se dan, el tiempo de remisión del aprendizaje antiguo y consolidación del nuevo se ha de contabilizar otra vez, como nuevo período de 6 meses,  hasta lograr romper toda recidiva.  (un ejemplo del organismo, al respecto, es la menopausia; no se fija sino luego de 12 meses contados a partir del último sangrado sin importar si es mucho o poco o si ha habido saltos de meses de no presencia de sangrado)

-       Luego de la remisión trabajada, habrán de ser objeto de vigilancia, análisis y evaluación con una periodicidad no mayor de un año; de otro modo se reactivarán espontáneamente o motivados por acontecimientos o personas nuevas, pues ningún aprendizaje se extingue completamente.

 
A la luz de estos 7 criterios hemos de analizar los comportamientos propios y los de los demás, sin importar que nos parezcan episódicos o circunstanciales, buenos o malos, leves o graves. Estos criterios de valoración moral, son irrelevantes pues todos son acumulativos.  Habremos de descubrir los mecanismos de aprendizaje que encubren y así juzgar su valor, para nosotros, nuestros proyectos de vida y para el valor que pueden tener para los demás.
 
Teniendo en cuenta la rectitud de conciencia, sin la que estos 7 criterios neuro-psíquicos valen nada, podremos afrontar la duda respecto de continuidad o no continuidad de la vida en pareja. 
Si continuidad... se nos impondrán (a ambos) cambios sostenidos en nuestros criterios, en nuestras emociones y en nuestras conductas para ser eficientes colaboradores del crecimiento de nuestra pareja, en las tres dimensiones que como personas nos constituyen: "corporal, sico-social y espiritual". 
 
La seguridad del éxito dependerá de la perseverancia (de ambos) en la vigilancia y estimulación de los valores que cada uno tiene y con los que nos enriqueceremos mutuamente y, nunca la seguridad dependerá de la superioridad de una persona sobre la otra o de la corrección de quien se crea superior. Si obramos así, fracasaremos o usaremos el mecanismo de la corrección para mentir y mentirnos. 
 
Si ruptura... se impondrán los mecanismos del duelo saludable. 


 

 

 

 
 









Translate